Cómo perder peso con Oriflame

Perder peso oriflame

Cómo perder peso con Oriflame de la forma más saludable y natural

Todos sabemos que para perder peso, debemos gastar más energía (calorías) de la que consumimos. Al alimentar nuestro cuerpo de nutrientes esenciales, tiene suficiente combustible para una energía óptima, buena forma y salud. El número de personas con sobrepeso u obesos, está creciendo en todos los continentes como resultado de diversos factores: Consumo demasiado calórico, dietas poco saludables, cambios en el estilo de vida – una vida más sedentaria y la influencia genética. Aunque no podemos cambiar nuestros genes, sí podemos controlar nuestro entorno, nuestra forma de vida, y la comida que tomamos.

Nuestro peso depende del número de calorías que consumimos, cuantas de ellas almacenamos y cuantas quemamos. Para mantener el peso, la energía ( o calorías) que tomamos debe igualar a la energía que gastamos. Las calorías que quemamos dependen de nuestros genes, el nivel de actividad física o del gasto de energía durante el reposo (el número de calorías que quemamos mientras descasamos). Con esto queda totalmente claro que se deben quemar más calorías que las que tomamos. Pero sólo reducir la ingesta de calorías no es suficiente, porque entonces el cuerpo entrará en modo de inanición y se ralentizará el metabolismo, por consiguiente, incluso si comemos menos, no quemaremos por ello más calorías. La clave para una pérdida de peso saludable es una menor ingesta de calorías, realizar actividades físicas y tener una dieta bien equilibrada con la mayor cantidad de nutrientes que el cuerpo necesita: Las proteínas, los ácidos grasos y los carbohidratos “buenos”, tanto como un suficiente aporte en vitaminas, minerales y fibra..

El Batido Natural Balance de Wellness de Oriflame

Es un producto alimenticio completo que complementa tu cuerpo con nutrientes esenciales de siete fuentes distintas de alimento. Mantiene estable el azúcar en sangre y aporta un mínimo de calorías que, junto con ejercicio moderado, incrementará tu bienestar y te ayudará a perder peso. Sigue el método de Oriflame para una pérdida de peso natural y saludable y obtendrás grandes resultados.

Consejos fáciles para perder peso de forma saludable

1) Tomar muchos alimentos integrales y bajos en calorías – vegetales, frutas, cereales integrales, harina de avena, arroz integral, legumbres como lentejas, alubias, etc. Éstos te sacian y evitan la ansiedad a la hora de comer.
2) Evitar el consumo de cereales refinados (pasta, pan y arroz), de productos con alto contenido en grasa, de alimentos envasados como pizzas o hamburguesas, así como las grasas hidrogenadas que se encuentran en margarinas, alimentos precocinados, alimentos fritos, palomitas para micro-ondas, pasteles, galletas saladas, etc.
3) Comer despacio – El cerebro tarda entre 10 y 20 minutos en responder a la ingesta de alimentos. Para ello, mastica despacio y deja tu cuchillo y tenedor descansar entre cada bocado. Así podrás tomar porciones más pequeñas sin quedarte con sensación de hambre.
4) Realiza un programa regular de comidas – Intenta tomar tus comidas y meriendas a las mismas horas durante el día y no esperes demasiado tiempo entre las comidas. La espera de más de 4 horas entre comidas aumenta la ingesta de calorías y disminuye la calidad de nuestra dieta. Nosotros tendemos a comer más grasa, azúcar y beber más alcohol. Planifica siempre tus comidas con anticipación y haz una lista de alimentos equilibrados, antes de ir de compras. Trate de pedir más ensaladas, verduras, pescado y aves en restaurantes y menos carnes rojas y frituras. Cada vez que tengas hambre, tómate un Batido Natural Balance en lugar de un producto azucarado, o patatas fritas.
5) Actividad – para acelerar tu metabolismo y ayudar al desarrollo muscular, realiza ejercicio cada día – camina, practica ciclismo, juega al tenis, con los niños o cualquier actividad que te guste. Sube las escaleras andando en lugar de coger el ascensor, aparca el coche retirado y da un paseo hasta casa.
6) Reducir los niveles de estrés y dormir suficientemente (7h/noche) – la gente triste es más propensa a comer en exceso y la falta de sueño puede alterar los niveles de hormonas que controlan el hambre y el apetito. Además, el cansancio que se siente al día siguiente te hace estar menos motivado para realizar ejercicio.

¿Qué nutrientes esenciales hacen que tu cuerpo esté más saludable?

Un nutriente esencial es el que es necesario para un funcionamiento normal del cuerpo. Ninguno puede ser sintetizado por el cuerpo o en las cantidades adecuadas suficientes para preservar una buena salud. No existe un alimento que nos proporcione todos los nutrientes esenciales que necesitamos para tener buena salud; por tanto una dieta equilibrada que incluya una variedad de alimentos, es la clave para un aporte nutricional óptimo. Sólo podremos mantener nuestra salud si nuestra dieta contiene todos estos nutrientes:
1. Proteinas – son el componente principal del cuerpo de las células. Construyen tejidos y reparan a las células. Mejoran a nuestro sistema inmune, incrementa nuestra fuerza y, junto con los ácidos grasos, le da estabilidad a la estructura de las membranas. Las fuentes saludables de proteínas son: magro de carne, pollo sin piel, pescado, la clara de los huevos, habichuelas, nueces, leche sin grasa y yogúr.
2. Grasas – es la principal forma del cuerpo de almacenar energía. Sin las grasas, la absorción de vitaminas solubles grasas sería imposible. Las grasas en la alimentación proporcionan ácidos grasos (que no pueden ser producidos por el cuerpo), necesarios para le crecimiento normal y el desarrollo y la producción de algunas hormonas. Algunas grasas son perjudiciales para el ser humano: grasas saturadas (presentes en la carne, la mantequilla, la leche entera y el queso) y las grasas trans (presentes en los alimentos hidrogenados: Margarinas, snacks empaquetados, y alimentos horneados). Los dos elevan los niveles del colesterol malo y de los triglicéridos. Las grasas insaturadas son buenas para usted y vienen del pescado y de los aceites vegetales y de los cereales integrales. Existen dos tipos de grasas insaturadas: Poliinsaturadas y monoinsaturadas. Las grasas poliinsaturadas incluyen las grasas Omega 6 y Omega 3.
El ácido graso esencial Omega 3 se encuentran en el pescado azul como el salmón, la caballa y las sardinas. Para una buena salud la proporción entre el Omega 6. Y el omega 3 debería ser 1:1, pero en muchas dietas actuales sólo es de 15:1. Es por ello que es tan importante como pescado azul al menos 3-4 veces a la semana o complementes tu dieta con suplementos de Omega 3 de aceite de pescado. Los ácidos grasos Omega 3 mantienen al sistema cardiovascular, al desarrollo cerebral y la salud de la piel. Los ácidos grasos Omega 3 son tan potentes como los agentes antiiflamatorios. Las grasas monoinsaturadas se encuentran en el aceite de oliva, en el aceite de canola, en el aceite de girasol, las nueces, los aguacates, las aceitunas.
3. Carbohidratos – son la fuente preferida de energía del cuerpo y un combustible esencial para proporcionar energía que se miden bajo la forma de kilocalorías (kcal). Los carbohidratos simples están formados por una o dos moléculas de azúcar, y los carbohidratos complejos están formados por muchas moléculas de azúcar. Los carbohidratos simples son digeridos mucho más despacio y alcanzan los niveles del azúcar en sangre rápidamente. Esto puede ser peligroso con el paso de los años porque el páncreas puede perder su habilidad de producir insulina. Los carbohidratos complejos necesitan mucho más tiempo para ser digeridos y absorbidos, por ello incrementan los niveles de azúcar en sangre gradualmente. Las principales fuentes de carbohidratos son: El pan y los cereales integrales, la verdura, las legumbres, y la fruta.
4. Fibra – se encuentra en la fruta, la verdura y los cereales integrales. Las fibras solubles son “solubles” en el agua y su digestión lenta nos hace sentirnos llenos lo cual es útil para controlar el peso. También reduce los niveles del colesterol malo y controla los niveles de azúcar en sangre. Las fibras insolubles no se disuelven en el agua. Eliminan los residuos tóxicos en el colon, por lo tanto previene el estrenimiento.
5. Vitaminas – son componentes esenciales necesarios para el cuerpo, para estimular el sistema inmune, para mantener un crecimiento y un desarrollo normales y para convertir a los carbohidratos, a las proteínas y a las grasas en energía. La mayoría de las vitaminas y los minerales se encuentran en la fruta y las verduras, la carne magra, la carne de ave, los huevos, el pescado y los productos lácteos pero para obtener una cantidad suficiente de estos nutrientes esenciales, debemos tomar frutas y verduras con los colores ricos y vivos. Verde oscuro o verduras de hoja verde (lechuga verde, brócoli, espinacas); frutas y verduras amarillas o naranja ( zanahorias, melon, y nectarinas); frutas y verduras rojas ( fresas, tomates, pimientos rojos); legumbres (lentejas y habichuelas); frutas cítricas ( naranjas, uvas, limones y kiwis). Tomar suficiente fruta y verdura le proporcionará moléculas de las vitaminas, los minerales y los antioxidantes esenciales – que protege a las células y a los tejidos dañados de los radicales libres.
6. Minerales – no se descomponen con el calor, el aire o el ácido. Se encuentran en el agua y en la tierra y son absorbidos por la plantas, los peces y los animales de los que nos alimentamos. Juegan un papel vital en todos los procesos biológicos de crecimiento y desarrollo de los huesos, de los dientes, de los músculos y en las funciones normales del corazón o del cerebro, la regeneración de las células, la formación de la sangre, la hidratación, y para quemar grasa, etc.
7. Agua – es el nutriente más vital de nuestro cuerpo. El cuerpo de un adulto se compone de 40-60% de agua. Cada célula viva del cuerpo depende de la nutrición del agua, del transporte de los nutrientes a través del cuerpo, la eliminación de toxinas, el aislamiento térmico y el enfriamiento.